¿Qué es una enfermera de pediatría?

¿Pero eso existe? ¡Sí! Aunque pocas personas conocen nuestra existencia ni nuestra labor, así que vamos a intentar que nos conozcáis un poco.

¿La enfermera de pediatría nace o se hace? Normalmente ser enfermera es una elección vocacional, nos gusta cuidar y estar cerca de las personas no sólo cuando enferman, también haciendo promoción y educación para la salud.

El mundo de la enfermería es muy amplio, desde trabajar en una ambulancia hasta en un colegio, por ello existen másteres, cursos y especialidades que nos forman en aquellas ramas que más nos gustan para poder trabajar en un campo específico.

Para ser especialista en enfermería pediátrica tenemos que presentarnos a un examen EIR (Enfermero Interno Residente). La relación plaza/aspirante suele ser 1/15, ¡Casi nada!. Si obtenemos la deseada plaza, tenemos que hacer dos años de formación específica en pediatría, rotando en diferentes unidades y realizando trabajos y exposiciones. Hace unos años, para las personas que tenían años de experiencia en las unidades de pediatría, se convocó un examen para poder tener el título de especialistas, por la llamada “vía extroardinaria”.

Las enfermeras de pediatría…. ponen vacunas ¿y algo más? Algo más que pinchar hacemos. La pediatría es amplia y nuestra formación abarca los diferentes campos. Nos formamos en las unidades hospitalarias (neonatología, UCI pediátrica y neonatal, urgencias, oncología, hospitalización de lactantes y escolares, consultas externas) y también aprendemos sobre el niño sano: cosultas del centro de salud, lactancia, alimentación, enfermería escolar….

Ya, pero eso… ¿cómo influye a los niños y a los padres? Tenemos tendencia a pensar que los niños son adultos en miniatura y no, los niños son niños y tienen sus propias necesidades y características dependiendo de la edad y de su madurez.

Cuanto más formadas estemos las enfermeras que trabajamos en pediatría, mejor será la calidad de los cuidados recibidos por los peques y los papis, sin duda, estarán mucho más tranquilos.

¿Cuándo hay que acudir a una enfermera de pediatría? Tenemos que diferenciar entre la asistencia pública y privada.

En los hospitales estamos en las diferentes áreas de pediatría realizando los cuidados de los peques en las plantas y en las unidades especiales. En los centros de salud… ¡sí, vacunamos! Y además os acompañamos a vosotros y a vuestros hijos durante las diferentes etapas de crecimiento, desde que son bebés hasta la adolescencia.

En el ámbito privado, como en el equipo de Sanamoms la enfermera de pediatría, es decir, ¡yo misma! imparto talleres sobre lactancia materna, cuidado del bebé, alimentación complementaria y masaje infantil. Además hay la opción de tener consultas personalizadas en las que asesoro e intento resolver dudas sobre la lactancia, realizo seguimiento del crecimiento del bebé según percentiles avalados por la OMS y doy pautas sobre alimentación (especialmente en la introducción de los alimentos). 

Así que respondiendo a la primera pregunta, la enfermera de pediatría nace, porque es una especialidad en la que necesitas vocación para trabajar y también se hace, a base de estudio y formación contínua y específica.

Somos conscientes de las millones de dudas que se os pasan por la cabeza, del dolor que supone ver a un hijo enfermo y estamos aquí para ayudar. Dejáis en nuestras manos lo más valioso que tenéis y lo mejor que podemos hacer es ofrecer unos cuidados de calidad a quien más lo merece: vuestros hijos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

SANA MOMS sigue todas las medidas de prevención de la COVID-19

error: Contenido protegido
0