¿Debo cuidar mi suelo pélvico en el embarazo?

El embarazo y el parto son dos de los momentos más delicados para el suelo pélvico. 

Como te he comentado en este post, una de sus funciones es mantener o `sostener´ las vísceras pélvicas en su sitio, una de ellas, es el útero, que irá aumentando su tamaño, y por lo tanto su peso a medida que avanza el embarazo. Además, el suelo pélvico juega un papel importantísimo en el momento del parto y debe llegar lo más preparo posible.

Por lo tanto, aunque deberíamos tener en cuenta nuestro periné en todas las etapas de la vida, es cierto que el embarazo es un momento súper importante para cuidarlo.

¿Qué puedo hacer yo para cuidarlo?

  1. Cuida tu postura. Si me conocéis, sabéis que siempre os estoy insistiendo en esto. La postura corporal tiene muchísima importancia en el cuidado del suelo pélvico en estado normal pero más aún en el embarazo, en el que precisamente nuestra postura se modifica completamente. 
  2. Está ya más que demostrado que el ejercicio físico en el embarazo nos proporciona multitud de beneficios tanto a la madre como al bebé. Así que ya sabes, siempre que no exista ninguna contraindicación por parte de tu médico, el embarazo es un buen momento para mantenernos activas.
    Si ya realizabas alguna actividad antes, consulta con un profesional si puedes continuar realizándola con normalidad y si llevabas una vida algo más sedentaria comienza progresivamente.
  3. Además del ejercicio físico, es importante que trabajes (cómo no) tu periné y el transverso abdominal mediante ejercicios específicos, ya sea mediante ejercicios de Kegel, ejercicios con el tronco de propiocepción, con winnerflow… 
    Desde SANA utilizamos distintos métodos para que sea siempre diferente.
  4. Comienza con el masaje perineal a partir de la semanas 32-34 de gestación. Ayudará a que tu suelo pélvico llegue más elástico y preparado para el parto.
  5. Controla tu alimentación. Dieta sana y equilibrada. Un peso excesivo solo aumentará la carga que debe soportar nuestro suelo pélvico. Si tienes dudas, contacta con un profesional que pueda ayudarte.
  6. Por último, y quizás para la mi el más importante, valora y revisa tu suelo pélvico en el embarazo. Conocer el estado de nuestra musculatura, que un profesional nos asesore y nos explique como llevar a cabo lo dicho anteriormente y personalizado para nuestro caso, puede ayudarnos a evitar muchos problemas en el futuro. 

Valora tu suelo pélvico en el embarazo, no solo en el postparto.

Recuerda que desde SANA fisioterapia puedes consultar con cualquiera de nuestros profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

SANA MOMS sigue todas las medidas de prevención de la COVID-19

error: Contenido protegido
0